martes, 24 de agosto de 2010

¡Que no hablen en tu nombre!

Por Manuel Antonio Velandia Mora
España, agosto 2010

En todos los países del mundo la iglesia católica ha hablado en contra de los derechos de las minorías sexuales y lo hacen en nombre de la comunidad, una comunidad de la que muchas personas LGTTTBI hacen parte y de la que nunca escogieron pertenecer. Manuel Velandia uniéndose a “Apostasía Colectiva” informa sobre una propuesta internacional en beneficio de nuestros derechos.

La apostasía tiene tantas definiciones como religiones existen. En este caso se entiende como darse de baja de la Iglesia Católica.

Desde hace algunos meses en Argentina y otros países están trabajando en una convocatoria de Apostasía Colectiva pensada para diciembre de 2010. Es conocida por la comunidad LGTTTBI el repudio que generan las actitudes de la Iglesia Católica en América Latina frente a la Ley de Matrimonio o la unión civil entre personas del mismo sexo y la ansiedad que esto despierta, de ahí la importancia de manifestarse y renunciar públicamente a esta institución.

Este no debe ser un trabajo coyuntural sino un trabajo más permanente, cuidadoso y profundo. Aun cuando la propuesta inicial era para Argentina, se fue extendiendo y se sostiene la fecha inicial para la presentación de apostasía colectiva.

Las organizaciones LGTTTBI invitan a quienes quieran sumarse a la convocatoria a participar de la misma, uniéndose, enviando sugerencias, participando en la página de Facebook, promocionando la iniciativa, adhiriendo desde la página web, y por supuesto iniciando el trámite personal de apostasía.

Para apostatar, en el pasado, se debía recurrir a un artículo del Código de Derecho Canónico, una suerte de Código Civil eclesiástico. Aunque el apóstata no lo reconociera como una legislación válida, debía invocarlo si deseaba darse de baja. Hoy la ley de Hábeas Data protege los datos de instituciones manipuladoras como la Iglesia Católica, por lo que se puede pedir que se nos dé de baja sin aparentes contradicciones.

Las razones para apostatar son varias, entre ellas:
1. No deseamos que hablen en nuestro nombre.
2. Incoherencia entre el discurso y la acción.
3. Políticas de control del cuerpo. Discurso dirigido a las personas “creyentes” pero no para sus jerarcas.
4. Oposición a la eutanasia y el aborto.
5. Excelentes maestros de la doble moral.
6. Beneficiarios de acuerdos inequitativos llamados “concordato”.
7. Maltrato laboral a las personas que les apoyan en la prestación de servicios.
8. Es de público conocimiento que la mayoría de personas que integran la jerarquía de esa iglesia son homosexuales, quien han sido nuestros amantes, pero en lo público nos deshacen, nos critican, nos atacan y en lo privado continúan llamándonos a sus sabanas.
9. Escándalos de pederastia acumulados en todos los países en donde tienen presencia.
Toda la información puede encontrarse en http://www.apostasiacolectiva.org

1 comentario:

Rodolfo Plata dijo...

La gran apostasía de San Pablo, es la causa principal de que grandes multitudes abandonen la religión judeo cristiana ante la falta de congruencia de los dogmas con la realidad. Pepe Rodríguez: (Mentiras fundamentales de la Iglesia católica), critica duramente a la Iglesia por tergiversar, mutilar, falsificar los textos bíblicos a fin de reinterpretarlos de acuerdo a sus propios intereses, usos y costumbres. Sin tener en cuenta que antes de criticar la adecuación de los textos bíblicos al paso del tiempo, primero se debe criticar al profetismo judío, a fin de hacer objetiva la necesidad de re expresar y reinterpretar los textos bíblicos para adecuarlos a las creencias usos y costumbres (De manera semejante a la reinterpretación de la Torah que hacen los rabinos en el Talmud y el Mishná para adecuarla al momento y circunstancias); la cual omite aduciendo falazmente que es palabra de Dios. Juan José Tamayo, también omite la critica al profetismo judío, antes de señalar las causas de la perdida de religiosidad del pueblo español; así no se da cuenta que la acentuada deserción se debe a la separación entre la fe y la razón promovida por San Pablo a fin de evitar que se criticara el profetismo judío (1ª Corintios I, 17 al 27). Apostatando la enseñanza de Cristo sobre la relación indispensable entre la fe y la razón revelada metafóricamente al ciego de nacimiento debido a que es necesario utilizar el raciocinio para poder hacer un juicio justo de nuestras creencias, a fin de disolver las falsas certezas de la fe que nos hacen ciegos a la verdad (Jn IX, 39) __Lo cual hace patente la necesidad de una nueva reinterpretación bíblica, ante la pérdida de religiosidad de nuestra sociedad, debido al cambio del paradigma religioso a causa del progreso científico. Y justifica las adecuaciones de los textos bíblicos que se hicieron en el devenir histórico de la Iglesia__ http://www.scribd.com/doc/33094675/BREVE-JUICIO-SUMARIO-AL-JUDEO-CRISTIANISMO-EN-DEFENSA-DEL-ESTADO-LA-IGLESIA-Y-LA-SOCIEDAD