sábado, 11 de julio de 2009

If there are seven sexes... Then what am I?

Manuel Velandia,
España 2008-12-19
Translated by Curtis E. Hinkle with permission from the author.

Ponders the most important and recent developments concerning the definition of sex.

There are scientific claims which maintain that language produces and constructs our world. What this means is that if there is not a word for something, then it does not exist in reality, and by extension, that if people do not identify in a positive manner with the word used to define their sex and sexuality or an aspect of it, they have identity issues.

Hermaphrodite is a word that strikes many as strange. If so, then I would have to say that nature is also strange: within the natural world the “necessity of being” socially sexed is not reinforced and confirmed in the same manner as in our discourse; rather, scientific discourse about sex and sexuality has not managed to go beyond the literary text to the experiential reality of some human bodies or, more specifically, the reality as experienced by some people as a result of their body.

The figure of the hermaphrodite originated from the mythical figure created by the fusion of the son of Hermes and Aphrodite with the nymph Salmacis, and for centuries has symbolized the union of the feminine and the masculine in one body. This idea served as the basis of Theodor A. Edwin’s introduction of the first classification system in the 20th Century to describe the condition of a person with both male and female reproductive organs, and also was the basis for later studies such as those of the Spaniard Gregorio Marañón, who contributed to establishing the links between psychology and endocrinology.

More recently the term intersex has been used. A rather large number of sex variations exist which overlap one another in various gradations on a spectrum with male at one end and female at the other. Nevertheless, in human beings, the male and female of the species are the two extremes of a continuum. This means that our sexual identity (including our gender and orientation) in addition to the biological component is symbolized and denoted by our social relationships, our culture and by the relationship that I, myself, have with my own self as being male or female, or at some other point on the continuum with male at one end and female at the other. Let us remember that one’s morphology (or phenotype) was for centuries the main element which defined the two sexes.

Intersex is not just about our bodies, states Curtis E. Hinkle, “but also about how we perceive ourselves within those bodies and gender identity is a crucial part of everyone’s identity. To erase the importance of gender to the individual intersex person is to reduce that person to only the physical aspects of their body, neglecting the more important part of the equation, their own perception of that body and themselves, as opposed to how others perceive them within their social environment.”

It is very common to consider that intersex means that a person has both genital organs. Curtis E. Hinkle considers that that is probably one of the most common misconceptions about intersex. Intersex usually has nothing to do with the genitalia of the person, much less having two sets. There are intersex people with a penis and a vaginal opening. However, there are no documented cases of a person being born with fully developed male and female genitalia. The vast majority of intersex people have genitalia that look pretty typically male or female with a small minority having atypical genitalia. As a matter of fact, the quaint, pseudoscientific term “true hermaphrodite” can refer to a person with totally typical male or female genitalia.

In current usage the words hermaphrodite and intersex were synonymous and used interchangeably. This worried scientists who specialized in sex variations and in October 2005, in Chicago, there was a meeting that took place in which the decision was made to change the terminology for intersex conditions, and to include hermaphroditism within a more generalized and all-encompassing concept: disorders of sex development (with DSD as the English acronym).

In the conference, organized by the European Society for Paediatric Endocrinology and Lawson Wilkins, its counterpart with headquarters in the United States, a group of 50 experts decided - by consensus! - to abolish hermaphroditism.

This has nothing to do with the disappearance of what we formerly agreed to call true hermaphroditism (when a person has both testicular and ovarian tissue). Nor have pseudohermaphrodites disappeared (a female pseudohermaphrodite being a person with ovaries and a more male phenotype and a male pseudohermaphrodite being a person with testicles and a more female phenotype), rather, what has changed is the manner in which we must refer to them, according to Javier Flores in his article “La muerte del hermaforidta”. (The death of the hermaphrodite).

According to Flores, this conceptual change proves that 21st Century Western medicine is predominately the result of genetics as the main criterion for determining the sex of an individual. Being a woman or a man was originally based on the form of the body. Then, with the beginning of the 20th Century, functional criteria were incorporated; the gonads with their internal secretions were given a privileged place. Now, both the anatomy and the hormones secreted by the gonads have taken a back seat, and everything is seen through the lens of genetic determinism.

Therefore, true hermaphroditism has no reason to exist and we must refer to it with the name “ovotesticular DSD”, a term which, in Flores’ opinion, is rather ugly when compared with true hermaphroditism, for whom “esthetics is also about scientific truth”. The weight of genetics is even clearer in the new nomenclature for pseudohermaphrodites since a female pseudohermaphrodite must now be called “46, XX DSD” and the male pseudohermaphrodite must be called “46, XY DSD”, thereby eliminating the endocrinological connotation and linking them with genetics.

In the new classification two new independent categories arise from hermaphroditism: one deals with “men” who have two XX chromosomes which we must now refer to as “46, XX testicular DSD”, and “men” who have XY chromosomes but a female phenotype, which are now to be referred to as 46, XY complete gonadal dysgenisis”. This is important, because in 1993 Anne Fausto-Sterling, a specialist in molecular biology, shook up the academic community by indicating that there were not just two sexes (male and female), but five, and therefore, in her opinion, it was also necessary to include true hermaphrodites and the two categories of pseudohermaphrodites. Therefore, if one follows the reasoning of Fausto-Sterling, and agree to the new classification, there would neither be two nor five sexes, but seven.

At this stage of science, if there is no scientific evidence for something which can be explained by genetics, then we are led to wonder if we are males or females of the species, since not all of us know what we have in our bodies; and if we add to this that our identities are determined culturally and socially, we would be able to affirm that sex is a concept which is as all-encompassing and vast as number of individual human beings trying to define it and that the most important point is not the label that others impose on us, but the one that we decide we are, which involves an exercise of self-determination and taking on the responsibility of being who we wish to be.

No soy media naranja

Por Manuel Velandia.

Durante muchos años nos han dicho que somos la media naranja de alguien, pero además que la media naranja debe ser del otro sexo; sin embargo no me referiré ala homosexualidad o la lesbianidad, porque lo que ahora comentaré es valido para cualquier persona de cualquier orientación sexual.

El problema de ser media naranja es que si nos exprimieran nunca saldría de nosotros un vaso de zumo, sino cuando mucho medio; de ello se deriva que nos percibamos como seres incompletos… complemento; no seres plenos e íntegros.
Pareciera ser que el destino de los seres humanos es ser pareja de alguien, y que muchas veces nos neguemos a nosotros(as) mismos(as) buscando agradar a ese príncipe azul o princesa fucsia que soñamos podrá llenar nuestros vacíos o a quien llenarle los huecos.

Creo que en la medida en que nos sacrificamos para agradar, nos perdemos a nosotros(as) mismos(as). Nuestra fantasía está en enamorarnos, o más concretamente en enajenarnos; en perdernos en el otro/la otra, en abandonar nuestras metas, sueños, ilusiones para vivir las de otros(as).

El problema de todo está situación radica en que en la medida en que nos olvidamos de nosotros(as) mismos(as), nuestro vacío interior, social cultural, relacional es cada vez mas grande y entonces, nos volvemos menos agradables a los ojos de los demás y en especial, para sí mismos.

Si estoy vacío nadie encontrará en mi riquezas; energías vitales que le inviten a desearme como sujeto de sus afectos. Un ser humano que se posibilita crecer día a día tendrá mucho más para dar, pero en especial tendrá en sí la mejor compañía.

La experiencia, el conocimiento, la vivencia plena de nuestras emociones nos hace agradables a los ojos de los demás. No hay nada más triste que alguien con quien no se pueda hablar, alguien quien no sabe lo que desea, alguien que no vibra con nada. Un ser rico en experiencias siempre nos estará sorprendiendo con sus historias, como también con sus vivencias, con el sentido que da al cotidiano y su deseo de experimentar, de crecer, de sentir plenamente.

La publicidad nos ofrece permanentemente modelos para ser el mejor Ser; sin embargo, ningún producto comercial nos hará mejores seres humanos. De nada sirve la mejor fragancia, las prendas de marca, el carro de moda, si en el momento en que nada de eso nos acompaña perdemos nuestros encantos y nos transformamos en seres grises, anodinos, nada interesantes.

Estamos siendo únicos
Cuando digo que estamos siendo, estoy afirmando que no somos; porque al aseverar que somos, estamos aceptando que estamos terminados, y no que somos seres en permanente desarrollo y posibilidad de crecimiento.

Yo que escribo, yo que leo, no puedo ser como ningún modelo de ser humano, porque no puedo ser igual a nadie. La igualdad es un concepto eminentemente filosófico, no existe en la realidad, tan sólo existe la unicidad; somos seres únicos, irrepetibles, no podemos ni siquiera repetirnos a nosotros(as) mismos(as). Mientras pensemos que el referente del mundo es la igualdad, no será posible el reconocimiento de la diversidad y en consecuencia, se seguirá negando el sentido pleno de la unicidad.

Cuando hemos perdido una pareja, ya sea porque la hemos dejado o porque nos han abandonado, solemos buscar reemplazos; pero por más de que el otro o la otra que recién se integra a nuestra existencia se parezca a nuestra historia, no es la historia. Su unicidad hace que a cada momento reconozcamos nuestro error; a pesar de nuestra incapacidad para repetir momentos de nuestra existencia, casi siempre logramos darnos cuenta de su y de nuestra unicidad.
Como seres dinámicos que somos, toda historia es la base de nuestra posibilidad de estar siendo distintos a cada momento. Nuestras historias vividas son tan solo una fuente de información. Ni las historias, ni nosotros mismos podemos repetirnos.

Cada instante es nuevo y aun cuando en esencia conservamos parte de nuestra Ser, gracias al dinamismo de nuestra existencia trascendemos y evolucionamos constantemente.

El momento que vivimos es tan único como nosotros(as) mismos(as), e igual sucede con esos seres con quienes pretendemos construir historias conjuntas. Aun cuando las historias se viven al lado de otro u otra, cada uno(a) la experiencia, la emociona y la explica de una manera única y particular.

Es todo lo anterior lo que le provee riqueza a nuestra existencia: nuestra riqueza se fundamenta en estar siendo únicos(as), irrepetibles, transcendentes, evolutivos(as), dinámicos(as), históricos(as) y en estar siendo el futuro que queremos ser. Nadie podrá cosechar de sí lo que no siembre.

El condón: tan seguro y efectivo como tú mismo

Manuel Velandia de GaiPress

Como parte del grupo de artículos para la vida sexual placentera denominado Kamasutra, escribe sobre algunos mitos con relación al uso del condón que se presentan como desventajas, mostrando qué es lo que realmente sucede y como ello ayuda a la duración del acto penetrativo.

Mitos sobre el uso del condón
Es frecuente pensar que el condón es un impedimento para el disfrute sexual; se dice que para usarlo es necesario frenar el juego sexual y romper el encanto de la situación, que es una barrera entre las dos personas y que se pierde la sensibilidad.

Quienes esto afirman tendrían que reflexionar sobre si la ignorancia puede ser una excusa para atentar contra nuestra vida o la de otras personas.

Por supuesto el condón es una barrera, pero no una barrera contra el amor, sino contra los microorganismos que son los agentes causales de diversas infecciones de transmisión sexual, incluyendo el VIH, el virus que causa el sida.

Las paredes de un condón son supremamente delgadas, el espesor de una pared simple debe estar en el rango de 0,04 a 0,09 milímetros, así que si alguien se pone algo tal delgado y no siente, muy seguramente se lo quita y tampoco sentirá nada.

Al usar el condón no sólo no se pierde la sensibilidad, sino que además por sus propias condiciones de uso hace que la erección dure por más tiempo, pues la argolla que luego de su postura queda en la base del pene, actúa como un cook ring evitando que la sangre que enerva el pene se devuelva con facilidad.

Por otro lado un condón puesto sobre el pene retarda la eyaculación, debido a la permanente presión que el preservativo ejerce abajo del frenillo en el conducto seminal, justo debajo del surco balano prepucial (la parte más hendida del pene). Estas dos cualidades para quien no las conoce le hacen pensar a muchos hombres que pierde sensibilidad por incrementarse el tiempo de la penetración y el de la eyaculación.

Antes de usar un condón fíjate que el empaque no presente imperfecciones, que tenga una cámara de aire en su interior, que no presente variaciones en su color y que no haya pasado su fecha de vencimiento o caducidad.

Nunca abras el empaque del condón con los dientes ni con las uñas, es mejor hacerlo con la yema de los dedos y por los ángulos o ranuras que el empaque posee en la parte superior o inferior.

El condón se debe guardar en un lugar fresco y con poca luz solar, ya que las altas temperaturas dañan el látex del que están fabricados. El mejor lugar para guardarlo por su temperatura ideal, es la mantequillera en la nevera; pero igual, puedes llevarlo en una condonera o en un lugar en el que no se corra el riesgo de pinchar el empaque y romper en preservativo. Nunca los lleves en la guantera del auto, tampoco en la billetera, porque al sentarse sobre él, sacas el aire de empaque y esto reseca el látex, haciendo que se craquéele fácilmente.

Nunca uses para la penetración en la que usas un condón de látex, lubricantes con base de aceite mineral, derivados del petróleo, vaselinas o cremas de manos. Usa únicamente lubricantes solubles en agua, tienen la ventaja adicional de que si se seca un poco la lubricación, al adicionar unas dos o tres gotas de agua, recobra su utilidad como lubricante.

Se recomienda que al penetrar analmente con condón, nunca lo hagas sin lubricante. En una penetración vaginal, la lubricación natural es suficiente si previamente ha habido el juego erótico necesario.

Trucos para poner un condón con la boca

Manuel Velandia Mora de GaiPress

Como parte del grupo de artículos para la vida sexual placentera denominado Kamasutra, escribe sobre algunos trucos que te volverán un/a experto/a en el momento de poner el preservativo con la boca, ya sea que la pareja sea circuncidada o No circuncidada, pues hay una gran diferencia en su postura.

El truco de poner un condón con la boca en una persona circuncidada

1.- Saca normalmente el condón de su empaque, tómalo en una de tus manos (que deben estar previamente aseadas al igual que el pene), llévalo a la boca, y aprieta el receptáculo para el semen (la bolsita que está en la punta), presionándolo con firmeza entre los labios, que deben estar cubriendo los dientes. Si al colocar el preservativo queda aire dentro de éste, el condón se desplaza con el movimiento penetrativo y se corre el riesgo de que se caiga.
Si no deseas que la pareja vea que vas a colocar el preservativo, este debe ir dentro de la boca y en este caso, el aire del receptáculo para el semen debe extraerse presionando la punta del condón, que se ha puesto entre la lengua y el paladar.

2.- Acércate al pene, lleva tu cabeza hacia este, de tal forma que el centro del glande (la cabeza del pene) quede frente al centro del condón.

3.- Con los labios ve desenrollando el preservativo sobre el glande, hasta llegar a cubrirlo completamente.

4.- Presiona sobre el surco balano prepucial, la parte más hendida del pene, para que el condón quede allí ajustado; es mejor si con la presión que ejerces con los labios retraes un poco el preservativo, de tal manera que la “camisita” tome bien la forma del glande, pues esto incrementa la sensación de placer, dado que allí justo se encuentra la mayoría de terminales nerviosas presentes en el pene.

5.- Baja el condón hasta donde te sea posible, desenrollándolo con los labios que se aprietan rodeando el pene.

6.- Si tienes dificultad para poner todo el pene dentro de tu boca, debes terminar de bajar con tus manos el condón, hasta la base del pene.

Como poner un condón con la boca en una persona No circuncidada.

1.- Saca normalmente el condón de su empaque, tómalo en tu mano que debe estar aseada, llévalo a la boca, y aprieta el receptáculo para el semen (la bolsita que está en la punta), presionándolo con firmeza entre los labios, que deben estar cubriendo los dientes. Si al colocar el preservativo queda aire dentro de éste, durante la penetración el condón se desplaza con el movimiento del pene y se corre el riesgo de que se quede dentro del recto o la vagina.

Si no deseas que la pareja vea que vas a colocar el preservativo, este debe ir dentro de la boca y en este caso, el aire del receptáculo para el semen debe extraerse ejerciendo presión a la punta del condón, que se ha puesto entre la lengua y el paladar.

2.- Si el glande está cubierto con el prepucio, toma el pene con tu mano, por su base, y descubre con tu otra mano el glande, desplazando el prepucio hacia la base del pene. Una vez hayas bajado el prepucio, debes tomarlo con la otra mano para evitar que se devuelva a su sitio.

3.- Acércate al pene, lleva tu cabeza hacia este, de tal forma que el centro del glande (la cabeza del pene) quede frente al centro del condón.

4.- Con los labios ve desenrollando el condón sobre el glande, hasta llegar a cubrirlo completamente.

5.- Presiona sobre el surco balano prepucial, la parte más hendida del pene, para que el condón quede allí ajustado; es mejor si con la presión que ejerces con los labios retraes un poco el preservativo, de tal manera que el condón tome bien la forma del glande, pues esto incrementa la sensación de placer, dado que allí justo se encuentra la mayoría de terminales nerviosas presentes en el pene.

6.- Si por casualidad has permitido que la piel del prepucio previamente recogida, se devuelva hacia el glande, bájala nuevamente hacia la base del pene. Con esto evitas que el prepucio quede recogido dentro del preservativo formando pliegues de piel, que en el momento de la penetración, por la fricción con la zona penetrada, manifiestan cierto dolor o sensación de ardor.

7.- Baja el condón hasta donde te sea posible, desenrollándolo con los labios que se aprietan rodeando el pene.

8.- Si tienes dificultad para poner todo el pene dentro de tu boca, debes terminar de bajar con tus manos el condón, hasta la base del pene.

Algunos tips adicionales
Mamar el pene mientras pones el condón con la boca es una forma muy erótica y placentera de hacerlo, la cual aceptan muchos hombres que se niegan a usar preservativo, con tal de recibir una mamadita adicional.

Ésta es una forma muy erótica y placentera de ponerlo, la cual aceptan muchos hombres que se niegan a usar preservativo, con tal de recibir una mamadita adicional.

Bueno, debes saber que por más experto que se sea, es muy difícil ponérselo con la boca a un hombre que tiene el pene muy grueso.

Si es una relación ocasional, no le comuniques a la pareja que le vas a poner el condón con la boca, pónselo como parte de la mamada y verás que es muy difícil que se resista, porque muchas veces sólo se dan cuenta cuando ya lo tienen puesto.

Mírale directamente a los ojos, esto te dará aun más seguridad y hace más erótica la situación.

Si es tu pareja y más especialmente si es una posible pareja, debes negociar previamente la postura del condón, pero debes tener claro que no puedes ceder con relación a tu autocuidado, y que una vez que cedas, será casi imposible intentar convencer en una segunda oportunidad.

Nunca negocies el uso del preservativo en la cama, hazlo fuera de la habitación e incluso fuera de la vivienda, en un lugar neutral en el que se puede llevar a cabo una conversación íntima y directa.

Antes de iniciar cualquier practica saca el condón de donde lo guardas y ponlo en un lugar visible, de tal manera que la persona entienda que tu eres explicito/a en que vas a usar el preservativo.

¿Cómo se masturban los hombres?

Tardarás más, llegarás más tarde
Por Manuel Velandia

¿Cómo se masturban los hombres? Es la pregunta sobre la que Manuel Velandia reflexiona. La respuesta ayuda a desarrollar otras posibilidades y enseña a quienes no tienen mucha experiencia sobre como hacerse un/a mejor amante. El artículo hace parte de Kamasutra de verano, una excusa del autor para hablar de sexo, para abordar temas que frecuentemente no se analizan al hablar sobre una relación de pareja.

La masturbación es probablemente la práctica erótica con más mala fama. Se dice que a quien la práctica le sale pelos en la palma de la mano, se vuelve loco, puede quedar ciego o impotente; si es una mujer, que se convertirán en unas ninfómanas, insaciables y que ningún hombre las querrá.

Por otro lado se dice que es una conducta inmadura, que quien la practica permanece en la adolescencia mental, que lleva a la negación de la pareja.
Sin embargo, la masturbación es una forma de encontrarse con sigo mismo/a, de reconocer el cuerpo, de prepararse para el intercambio sexual e incluso de aprender a retardar la eyaculación.

La masturbación se practica desde niños, se acentúa con la juventud y se disfruta hasta la misma muerte; favorece las relaciones de pareja en cuanto regula y equilibra los ritmos de deseo, erotismo y genitalidad de las mujeres y hombres con parejas estables, aun cuando se afirma popularmente que se debería abandonar si se tiene pareja.

¿Cómo se masturban los hombres?
En general, los hombres son bastante elementales en cuanto a la masturbación se trata, pero hay muchas maneras de hacerlo. La más simple y tradicional consiste en estimular acariciando el tallo del pene (balano) de arriba hacia abajo, o de abajo hacia arriba, haciendo que el prepucio (si no se está circuncidado) se mueva cubriendo y descubriendo el glande (la cabeza), desde que el pene está flácido hasta que la erección alcance toda su consistencia, para lograr la eyaculación (venirse, botarse) el ritmo se incrementa hasta que el orgasmo es irremediable. Se puede tener orgasmos sin eyaculación y también viceversa.

Para evitar y/o retardar la eyaculación se utiliza una técnica que consiste en presionar el conducto seminal, colocando los dedos durante unos segundos sobre el balano, justo debajo del surco balano prepucial (la parte mas hendida del pene) y parar el movimiento de fricción de la mano sobre el balano.

También se logra cambiando la velocidad y la presión con la que se hacen los movimientos de la mano, parando y retomando la estimulación las veces que sea necesario.

Por supuesto hay formas mas creativas para masturbar-se, vale la pena trascender los aprendizajes juveniles. Hay sensaciones diferentes si se masturba con la mano humedecida con un lubricante o con la mano seca; la masturbación agresiva suele ser placentera para algunos, aun cuando puede terminar siendo molesta, especialmente para los circuncidados.

La sensación es diferente si se masturba con la mano mas desarrollada o con la poco utilizada, los movimientos difíciles de controlar provocan sensaciones extrañas que pueden ser muy placenteras.

Se puede masturbar colocando el pene entre las dos palmas de las manos, abiertas, una frente a la otra, produciendo fricción entre ellas.
Estimule rozando el glande con la palma de la mano, extendida, algunas veces, otras, algo recogida.

Rodee el glande con un anillo formado con los dedos pulgar e índice, desplace el anillo sobre el balano de arriba hacia abajo o de abajo hacia arriba. El anillo puede hacerlo con tres, cuatro o los cinco dedos.

Ponga lubricante sobre el dedo pulgar, lleve el pene hacia su barriga, friccione con dicho dedo desde la base del frenillo hasta la uretra (orificio para orinar); estimule friccionando el glande mientras con los demás dedos envuelve el glande.

Con las palmas bien lubricadas, envolviendo el pene a dos manos y girándolas suave y simultáneamente, con un cuarto de vuelta y luego ejerciendo el movimiento de regreso.

Una ultima alternativa pudiera ser masturbarse con la mano en posición inversa a como tradicionalmente se masturba; es decir, gire la mano, haciendo un anillo con los dedos pulgar e índice y haga tres anillos mas, simulando una llave inglesa.

La pareja se masturba
Para algunas personas, descubrir que su pareja se masturba en solitario, es tomado como una ofensa, una infidelidad y como la expresión de que la pareja está dando señales de que no somos suficientes para ella; tal vez por ello cuando se tiene pareja y se comparte la vivienda con ella, las personas suelen masturbarse a escondidas, sin mucho ruido y a puerta cerrada.

La masturbación se adapta perfectamente a los estados de ánimo de quien la realiza, así que en general nadie se masturba en contra del otro, se hace por placer y beneficio propio. Busque hablar del tema, antes de descubrir a su pareja masturbándose, es muy seguro que lo haga. Parta de la comprensión y no de la acusación, sea sincera a pesar de que le parezca incomodo hablar del tema y recuerde, que muy seguramente usted igualmente se masturba, incluso sin razón, tan solo por pasar el rato.

Por qué escribir sobre temas LGBTTTIQ-y-Yo

Por Manuel Antonio Velandia Mora
España, Julio de 2009

Apreciados/as amigos/as “Comunidad Colombia LGTB”, agradezco su ofrecimiento para escribir en su página Web, celebro que en Colombia crezca cada día más el interés por informar, educar, promover y defender los derechos de las minorías sexuales (LGBTTTIQ-y-Yo)[1] sin importar el rotulo bajo el cual se identifiquen o los identifiquen; en especial, atrae mi atención su intento de construir comunidad, porque entiendo que desde la misma creación del Movimiento de Liberación Homosexual de Colombia MLHV (1976), construir común-unidad ha sido difícil.

El hecho de que los(as/es) seres humanos seamos únicos, irrepetibles, dinámicas, historiques e inclusive futuro, es el germen de la contradicción que es igualmente la epigénesis del desarrollo como personas y como parte activa/pasiva de un proceso de construcción ideológica, cultural, social, relacional, política y de muchos otros órdenes que escapan a nuestra posibilidad, pero que igualmente interafectamos, interdependemos, interrelacionamos y cuyas emergencias somos cada uno/a de nosotros/as/es.

Frente al mundo, la realidad, la cosa o cualquiera que sea el tema al que hacemos referencia lo hacemos desde la uni-versalidad, es decir asumiendo que un único verso (discurso, explicación, emoción, experiencia) es posible. Cada ser humano tiene su propia y única explicación y ello conlleva la multiversalidad, a la que debe sumarse la condición propia del lenguaje y es que genera mundos. Cada uno/a de nosotros(as/es) entiende y explica desde sus propios perceptores, herramientas somáticas y exo-somáticas, experiencias, emociones y construcciones conceptuales y lo hace bajo la creencia de que su explicación es verdadera, objetiva y la única posible.

La imposibilidad que muchos/as tienen/tenemos/tengo para aceptar otras explicaciones, vivencias y emociones dificultan la construcción de consensos, acuerdos, procesos comunes; de ahí que sea tan importante la construcción de unos mínimos éticos. La idea kantiana de la dignidad humana como algo valioso en sí mismo, la ética del diálogo basada en el valor del reconocimiento mutuo y un tercer principio fundamental en la actualidad para Occidente, como el valor de la naturaleza vulnerable, "constituyen un buen programa", en opinión de Adela Cortina, "para una ética de los ciudadanos del siglo XXI".[2]

Dignidad, hetero-reconocimiento y validación de nuestra propia vulnerabilidad y de la de los(as/es) demás, son tres principios claves en nuestro devenir actuante/discursante que pretende construir común-unidad. Al reconocernos/los a nosotros(as/es) y a los(as/es) demás como sujetos(as/es) vulnerables estamos validándolos/nos como sujetos(as/es) de derechos, obligaciones y como ciudadanos/as; igualmente reconocemos un horizonte común con los(as/es) otros(as/es) sin diferenciar que sean LGBTTTIQ-y-Yo.

El hetero-reconocimiento conlleva la aceptación del otro(a/e) como un autentico otro(a/e). Maturana[3] sostiene que la aceptación del/la otro(a/e) como un legítimo otro(a/e) es un requisito esencial del lenguaje, porque de no hacerlo el escuchar estará siempre limitado y se obstruirá la comunicación entre los seres humanos. Cada vez que rechazamos a otro ser humano limitamos nuestra capacidad de escucha.

Por su parte Echeverría[4], plantea que es necesario que el acto de escuchar se cimiente en el respeto mutuo, la aceptación legítima de los otros como diferentes a nosotros(as/es) y en la aceptación de su capacidad de tomar acciones en forma autónoma, independiente de nosotros(as/es).

Sin la aceptación del otro, no es posible que se dé el escuchar, en este caso estaríamos avocados a escucharnos sólo a nosotros(as/es) mismos(as/es), a proyectar en los otros nuestra propia manera de ser, y esto sucede cuando:
Se pone en duda la legitimidad del otro;
Se plantea una superioridad sobre el otro sobre la base de la religión, sexo, raza, jerarquía, estatus, etc.;
Se sostiene tener un acceso privilegiado a la verdad y a la justicia;
Se presume que su particular manera de ser es la mejor manera de ser; y
Se olvida de que se es sólo un particular observador dentro de un haz de infinitas posibilidades de observación.

Es así como se evidencia la importancia de desarrollar la capacidad de escuchar de manera efectiva si queremos convivir democrática y solidariamente, más aún si tenemos en cuenta que como seres humanos estamos comprometidos obligadamente con el mundo que vivimos y que no hay escuchar que no esté basado en el futuro de quien escucha.

La dignidad de la persona es el fundamento de los derechos humanos, la clave para ser miembro de la comunidad ética, moral y política. En palabras de Kant, “la persona es un fin en sí mismo y nunca un medio”. Dice Cortina que “No todas las opciones son respetables, sí lo son las que comparten los mínimos de justicia propios de una ética cívica, comprometida con la igual dignidad de las personas”.[5]

Mi llamado a quienes escriben sobre temas LGBTTTIQ-y-Yo es a que lo hagan sobre los tres principios ya citados; a cada uno/a corresponde asumirlos o no, pero sin unos principios éticos mínimos es imposible construir común-unidad.
[1] LGBTTTIQ-y-Yo: Lesbianas, Gay, Bisexuales, Transexuales, Travestis, Transgéneros, Intersexuales, Queers y aquellos otros(as/es) que prefieren asumirse sin rotulo). Colombia es el único lugar en el mundo, que yo conozco, donde se usa el concepto de transgenerista.
[2] http://andandosereno.blogspot.com/2008/03/adela-cortina-estamos-bajo-mnimos-de_09.html
[3] Maturana, H. y Varela –Zoller. (1994). Amor y juego, fundamentos olvidados de lo humano Instituto de terapia cognitiva. Gerda. Santiago.
[4] Echeverría. R. (3ª Ed.). (1996). Ontología del lenguaje. Dolmen Ediciones. Santiago, Chile.
[5] http://www.insumisos.com/lecturasinsumisas/Confesionalismo_laicismo%20y%20pluralismo.pdf

Movimientos LGBT ¿por qué olvidan su historia?

Por Manuel Velandia Mora
España, Junio de 2009

No sé si porque quienes fuimos los fundadores de las primeras organizaciones de homosexuales en América Latina somos un poco maduros o porque damos muy poco sentido a la historia, pero me llama la atención que en la organización de las marchas del orgullo gay, LGBT, de las minorías sexuales, de la diversidad sexual o como deseen llamarlas, pocos son los países, ciudades y organizaciones que han tenido en cuenta la celebración de los 40 años de los disturbios de Stonewall.

Consistieron en una serie de violentos conflictos entre travestis, transexuales, trabajadores sexuales, homosexuales y la policía de Nueva York, que duraron varios días y que comenzaron durante una redada policial el 28 de junio de 1969. El bar Stonewall Inn era propiedad de la mafia estadounidense, pero era conocido por ser frecuentado por las personas más marginadas de la comunidad gay. El germen se había gestado desde antes, durante los 50 y 60 los gays, lesbianas y transexuales estadounidenses debían enfrentarse a un sistema legal marcadamente anti-homosexual.

Los medios describieron los disturbios como un "motín" que envolvió a varios cientos de jóvenes tirando ladrillos, basura, centavos, sillas e incluso un parquímetro que fue arrancado, a la policía, después de que esta realizara una redada de rutina en el Greenwich Village, en el centro de Manhattan.

No es porque sea pro-americano (bueno, lo de americano tampoco es correcto, tampoco Norteamérica, tal vez pro estadounidense, pero hay otros estados que están conformados por varios estados unidos... se entiende, creo), sino porque fue precisamente en New York en donde se celebró la primera revuelta y posteriormente, el 28 de junio de 1970, la primera marcha del Orgullo Gay que igualmente se realizó en Los Ángeles, conmemorando el aniversario de los disturbios.

No fue en San Francisco, como algunos creen luego de ver la película sobre Milk. El primer desfile en esa ciudad fue algunos años después, en 1978; se denominó "Día de la Libertad de los Homosexuales", ahora se conoce como el Desfile de Orgullo & Celebración - Pride Parade & Celebration. En este se izó por primera vez la bandera de Gilbert Baker, inventor del símbolo de orgullo para la comunidad homosexual, una alternativa al triángulo rosa impuesto por los Nazis para identificar y perseguir a las personas homosexuales, que se utilizó en las primeras marchas y que fuera asumido como símbolo de recuerdos y de acciones contra las persecuciones.

La historia Latinoamericana
Informa Marcelo Ferreyra, que el primer grupo organizado del continente americano, fue "Nuestro Mundo" que se fundó en noviembre de 1967 en Quilmes, Argentina. Este grupo junto con otros que se fundaron a partir de esa fecha conformaron en 1970 el Frente de Liberación Homosexual que en la Asunción del presidente Campora, en 1973, realizaron la primera manifestación pública homosexual de Argentina. La fundación de Nuestro Mundo se conmemora cada noviembre en Buenos Aires con la "Marcha del Orgullo", por ser esta una fecha más local e importante que la de Stonewall.

Por otra parte, otras personas consideran que la primera "Marcha del Orgullo Gay-Lésbico" en Argentina fue el 28 de junio de 1992, la consigna en Buenos Aires fue "Libertad, Igualdad, Diversidad". Sin embargo, ya desde mucho antes se realizaron actos los 28 de junio (desde la recuperación democrática, a fines del 83), que no eran caminatas sino encuentros. Además, el grupo Nosotros (que existió desde fines de los 60) realizó varios actos y participó de algunas movilizaciones generales.

Según informan algunos historiadores chilenos, el 22 de abril de 1973 se realizó la primera marcha homosexual en la ciudad de Santiago en la cual participaron numerosas travestís que ejercían el comercio sexual en los alrededores de la plaza de armas de la ciudad. Sin embargo cabe destacar que en 1989 nace en Chile su primer Movimiento de Liberación Homosexual.

La primera marcha gay en México fue en 1979, se le llamó la "Marcha del clóset". La primera "Marcha del orgullo homosexual" en Colombia, se llevó a cabo en Bogotá el miércoles 28 de junio de 1982. De forma similar a como sucedió en México las autoridades de policía nos obligaron, a quienes marchábamos, a cambiar y acortar la ruta prevista. En Bogotá los organizadores fueron el equipo de trabajo de la Revista Ventana Gay, Representantes del Movimiento de Liberación Homosexual de Colombia MLHC, representantes del GRECHO de Medellín y Miembros del GELG, Grupo de Estudio por la Liberación de los Güeis.

El 15 de octubre de 1982 se fundó el Movimiento Homosexual de Lima, que aún hoy sigue vigente y activo. En 1995 se realizó la primera marcha del orgullo en dicha ciudad con un recorrido de 25 personas alrededor del Parque Kennedy en Miraflores mientas varias docenas de policías custodiaban el lugar. En 2002 se inició la cuenta oficial de las Marchas del Orgullo en Lima con una marcha que recorrió 2 Km., por el centro de la ciudad.

¿Puede partirse el pene?

Por Manuel Velandia Mora
España, junio de 2009

Ciertos temas pueden ponerse de moda en las páginas Web del mundo, uno de los más recientes está relacionado con informar, dando respuesta a la pregunta ¿Es verdad que el pene puede partirse? Manuel Velandia responde de manera sencilla a este interesante cuestionamiento.

La respuesta más elemental sería decir que no es verdad que el pene se parte porque no tiene hueso; sin embargo, la realidad es que el pene es un órgano que se puede lesionar durante la actividad sexual, ya sea por la rotura de frenillo, de uno o ambos cuerpos cavernosos que además puede unirse a la lesión en el cuerpo esponjoso e incluso de la lesión uretral.

La causa más frecuente de la lesión se relaciona con la actividad penetrativa durante una actividad sexual frenética, en la que se produce un traumatismo directo sobre el pene en erección; casi siempre ocurre durante algún movimiento brusco, siendo el caso más frecuente el de una penetración anal en la que uno de los miembros pierde el equilibrio, estando sobre la otra persona en cuclillas, y cae sobre el cuerpo de la pareja; también ocurre cuando se cambia bruscamente el ángulo de penetración y quien penetra no se da cuenta de ello; por ejemplo, cuando el pene sale de la zona penetrada y viene en camino una envestida fuerte que no da tiempo para reorientar el pene.

La lesión es bastante dolorosa, generalmente acompañada de un hematoma que suele ser visible solo en el balano (la parte alargada del pene); aun cuando puede extenderse también hacia el área escrotal, perineal; suele manifestarse como una curvatura que se proyecta hacia el lado contrario al lugar de la lesión. Cuando la uretra se ve afectada, puede producirse una hemorragia, que aparece por el meato (orificio externo de la uretra).

Se recomienda acudir inmediatamente a un hospital y buscar ser atendido con prontitud. Generalmente se requiere una pequeña intervención quirúrgica, bajo anestesia local. En el proceso se drena el hematoma y se restaura el daño producido en el cuerpo cavernoso. El hematoma desaparece unos días después (incluso semanas). Todas las lesiones de uretra deben repararse e informarse al paciente que puede producirse después de la cirugía, a largo plazo (en el 20% de los casos), un estrechamiento de la uretra.

Debe evitarse durante la recuperación, la masturbación y la penetración en un periodo de aproximadamente las dos semanas posteriores a la intervención. Comúnmente la recuperación es rápida, pero suele quedar una pequeña variación en la curvatura del balano. Se manifiesta en algunos casos dolor residual y en muy pocos deformidades en el pene que pueden dificultar las prácticas penetrativas. El médico suele recomendar el uso de antiinflamatorios y de compresas frías (nunca use directamente el hielo sobre la piel, para evitar quemaduras).

Sin cuenta: reflexiones sobre mi cumpleaños

Por Manuel Velandia
España, Junio de 2009

Cuando llegué a España en búsqueda de asilo político y por discriminación sexual, el primer gran hallazgo consistió en darme cuenta que venía viejo y llegué joven. En este país de personas adultas mayores en su mayoría, se es joven hasta los 35 años, se es adulto hasta los cincuenta y tan sólo se es adulto mayor después de los 65 o algo más, así que para llegar a la tercera edad han de pasar muchos años.

La ventaja de ser tan sólo un adulto es que tú te sientes más pleno y vivo por el reconocimiento de tus capacidades y la valoración social que se hace de tu aporte cultural, social, político productivo y económico; en consecuencia, las personas permanecen activas por mucho más tiempo, a diferencia de Colombia donde a los treinta y cinco se es viejo, y a los 55, casi un anciano.
El hecho de que aquí, muchas de las relaciones afectivas y de lealtad se vivan en el espacio publico igualmente posibilita encontrar en bares, cafés, restaurantes y centros culturales a gran cantidad de personas mayores con quienes compartir; sin embargo, el que algunas de ellas aun te vean joven, pone a personas de mi edad en una especie de sándwich y tiene como resultante que no haya para los de mi edad muchas ofertas culturales y alternativas de socialización.

Todo este preámbulo tiene que ver con que hoy estoy cumpliendo años, así mismo con darme cuenta de las grandes perspectivas que en estos países más civilizados nos esperan a quienes hemos inmigrado y ya no se nos veía tan jóvenes; me alegro por mis amigos colombianos que han venido a vivir a España y llegaron como pensionados, lograron ubicarse laboralmente y tienen ante sí la posibilidad de lograr una nueva pensión y un reconocimiento del que, con el paso de los años, se verían imposibilitados en Colombia.

Estar lejos y cumplir años es también una oportunidad para darme cuenta sobre las relaciones de lealtad y sobre quiénes son tus amigos, quién te ama y te recuerda… El mail se ha vuelto aún más imprescindible, igualmente Facebook y otras posibilidades de mensajería instantánea y de llamadas gratuitas y de bajo costo.

Aquello que algunos llaman la cultura inmaterial (las recetas del ajiaco y otros platos) adquieren aquí y en estos momentos un sentido muy especial, que también lo adquieren regalos como un paquete de guascas deshidratadas, unos bocadillos, un arequipe… y que se suman al placer de conseguir la tienda en donde comprar las pulpas de las frutas que tanto añoras, la ponymalta, la harina para las arepas o las papas criollas. Por supuesto todo tiene un precio entre cuatro y seis veces más que en cualquier supermercado de barrio en Colombia, pero poderlo gozar no es un gasto sino una inversión.

Ahora más que nunca me gusta participar de algunos debates nacionales colombianos, le doy mucho más sentido al opinar y al poder participar de ciertas construcciones sociales y políticas. Recibir mail en los que se me informa sobre asuntos tales como el avance de la parapolítica, los debates sobre los derechos de los diversos sexuales no heterosexuales, el sentido del cuerpo y la negativa al reconocimiento de los cuerpos re-construidos a plena conciencia, la reelección del beato furibe o los descaches de la iglesia católica, me hacen ver que no estamos tan lejos de lo que en otros continentes se debate y que en todos los lados se cuecen habas; eso si, también las cartas y comentarios de amigos, y no tanto, me permiten reconocer que los crímenes de odio y la saña con la que se cometen en nuestro país algunos asesinatos, sobrepasan las formas de violencia que en este lado del charco suelen verse.

Por supuesto, también me ayudan a reflexionar sobre la importancia que aquí tienen construcciones teóricas y cambios sociales, culturales y políticos en temas tan importantes como los derechos sexuales, la equidad de géneros, la violencia de género, el aborto o la educación para la ciudadanía. Aprendizajes que espero aportar en el momento oportuno; ganancias epistemológicas y ontológicas con las que me lleno de herramientas para poder entender el mundo de otras maneras.

Claro está que también he descubierto que mis ojos y mi mente, estaban más cerca de los teóricos norteamericanos y que en nuestras universidades se desconocen o ignoran importantes pensadores europeos. Aquí prima el eurocentrismo, es verdad; pero también hay cierta apertura a aquello que desde nuestra Latinoamérica, tú puedes aportar.

No puedo negar que me sorprende la falta de conocimiento sobre America Latina, en general, como también el importante acercamiento y reconocimiento que se tiene de África y sus problemas. Es extraño e igualmente enriquecedor que me reconozcan indígena; hecho que también me ha ayudado a introyectar y hacer conciencia sobre la importancia de nuestra propia multiculturalidad étnica y lingüística y para movilizar la conciencia de mis raíces y cultura.
En este sin cuenta cumpleaños he de decir que amo más a mi familia y amigos/as, que soy más colombiano e internacional que nunca, que me he vuelto más radical en algunas de mis ideas y más abierto a la diferencia y al reconocimiento de las diversidades; que valoro más las unicidades y respeto más la opinión fundamentada de los contradictores, pero igualmente he de afirmar que me preocupan más las amenazas de muerte, las agresiones de todo orden y la incapacidad de algunos/as para reconocer que todo ser humano es digno de respeto, aun cuando también tengo claro que no puedo tolerar a quienes en nombre de la libertad o de la paz se convierten en guerreros de la muerte.

Gracias a todos/as/es aquellos/as/es quienes con sus palabras, comentarios, opiniones, desacuerdos me hacen libre y me ayudan a crecer. Si tu eres uno/a de ellos/as/es van para ti mis buenos deseos, porque contigo me animo a seguir cumpliendo años.

Extrema Derecha cristiana colombiana chantaje a la Derecha política

Por Manuel Velandia
Junio de 2009, España

Los miembros de la “bancada de Dios” pertenecen a diferentes partidos políticos y hacen parte de distintas Iglesias cristianas, pero en el momento de chantajear al Ministro del Interior y al Presidente Uribe son una sola voz; una voz que no duda en discriminar cuando se trata de expresar el odio contra los homosexuales.

La historia es la siguiente: el senador Armando Benedetti ha presentado un Proyecto de Ley con el que se busca que las minorías reciban más garantías para acceder a la política, dando incentivos económicos a los partidos políticos que faciliten el acceso político a -por lo menos- la comunidad de homosexuales del país. Esta es la versión amanerada (tergiversada) de la “bancada de Dios”, porque realmente el proyecto daría incentivos para que los partidos incluyan en sus listas a mujeres, jóvenes, negros, indígenas y población LGBT.

Uribe ha sido presionado por el Senador cristiano Víctor Velásquez Reyes, quien se opone al proyecto porque incluye a la comunidad gay; igual presión ha recibido el Ministro Valencia Cossio, por parte de la senadora cristiana Claudia Rodríguez de Castellanos, en consecuencia el presidente y su ministro han aceptado quitarle el apoyo al inciso aprobado por la Comisión Primera del Senado y la bancada uribista está concertando varios cambios en la iniciativa inicial. En su chantaje la “bancada de Dios” les ha dicho que si no aceptan, no acompañarían ni el referendo ni la reforma política.

Según la página Web de CM&, Valencia Cossio ha tratado de presionar infructuosamente al autor del proyecto, a quien incluso le ha pedido que lo retire, porque pone en peligro la aprobación del referendo y la reforma política. “Benedetti se negó. El ministro Valencia tendrá que anunciar públicamente la oposición del Gobierno a esa iniciativa, claro está, con el repudio de cuatro millones de homosexuales que hay en Colombia”.

Claudia de Castellanos es el equivalente en versión colombiana y “sucia” de Anita Bryant, la mala mujer que se dedicaba a atacar a los gay desde la iglesia cristiana y que era archi enemiga de Harvey Milk (el de la película, primer líder visible del movimiento gay elegido para un cargo público en los años 70, en Estados Unidos). Según la Revista Cambio, “la senadora y su esposo rindieron versión libre en la Fiscalía el 18 de abril de 2006 para explicar el origen de sus bienes. Siete meses después, el 17 de noviembre, un fiscal de la Unidad Antinarcóticos redactó el informe 311556 en el que dejó constancia de que los esposos Castellanos presentaban un incremento injustificado de su patrimonio: 82 millones de pesos”; conseguidos, probablemente, por obra y gracia de la mano poderosa de Dios o del narcotráfico, porque la unidad que investiga el enriquecimiento ilícito de estos “pastores” fue la que los investigó.

Nuestra “Anita Bryant” es especialista en proyectos chimbos, de esos que se presentan por presentar, pero que son tan faltos de seriedad que sólo logran desgastar al sistema legislativo en vez de ser un aporte para la sociedad". Según CM&, la senadora cristiana “presentó un proyecto que obliga a trasladar a una estación de policía a todo ciudadano que sea hallado en estado de «euforia o excitación». El diccionario define un estado de euforia como de «satisfacción». No se sabe si contagiados o no por la ola de conservadurismo de los gobiernos europeos o del colombiano, pero estalló una inundación de presentación de proyectos que envidiaría el mismísimo monseñor Escrivá de Balaguer”.

Debe ser que esta es otra forma cristiana de atacar a quienes disfrutan plenamente de su vida sexual, pero la euforia no sólo la gozamos los homosexuales, o será una ayudita para aplazar el gustico del que habla Uribe.Típica maniobra sucia de los políticos cristianos, que de dientes para afuera promueven el amor al prójimo, bajo las sábanas lo practican, y en el Congreso lo niegan.